¿Necesita ayuda?93 535 12 60

10 consejos para cuidar tu visión

Escrito por el Octubre 10, 2017 en Consejos y prevención, Días Mundiales, Por tu salud | 0 comentarios

Se estima que más del 95% de la información que recibe nuestro cerebro lo hace a través de los ojos. La vista es, con diferencia, la capacidad que más tememos perder, muy por delante de la movilidad física o de la capacidad auditiva.

El segundo jueves de octubre se celebra todos los años el Día Mundial de la Visión, fecha que tiene como objetivo sensibilizar a la población acerca de la importancia que tiene la prevención y el tratamiento a tiempo de las principales enfermedades que causan ceguera. Para ello, desde el centro Vissum, especialistas en salud ocular, ofrecen unos consejos.

 

Las revisiones periódicas al oftalmólogo son necesarias, pues muchas enfermedades graves no dan síntomas pero pueden prevenirse día a día con algunos hábitos:

  • Protege tus ojos del sol

La radiación solar y ultravioleta puede provocar daños en la parte más externa de los ojos, como en los párpados, la córnea y la conjuntiva, pero también en el interior, con aparición de catarata a una edad más temprana o degeneración macular.

Si vas a esquiar, ten en cuenta que la nieve es una de las superficies que más refleja la luz ultravioleta y que se practica a mayor altitud, por lo que será mayor la radiación ultravioleta que alcance a nuestros ojos. Es necesario que las gafas de sol tengan filtros adecuados y sean homologadas. Además, es muy importante mantener nuestros ojos protegidos con gafas especiales en determinados trabajos y al practicar deportes de contacto: un gran número de desprendimientos de retina ocurren por traumatismos al practicar deportes o en accidentes laborales.

  • Cómo evitar la sequedad ocular

El uso de las calefacciones en invierno o del aire acondicionado en verano genera un ambiente más seco en nuestro trabajo, en una cafetería o en nuestra propia casa. Ello favorecerá que nuestra lágrima se evapore, creando así una sensación de malestar, irritación, arenilla y fatiga visual. Para ayudarnos a combatir esta sequedad, aparte de usar las conocidas lágrimas artificiales -ojo, que no todas son iguales- podemos instalar un humidificador en nuestra mesa de trabajo o en casa para conseguir un mejor ambiente.

  • Superalimentos contra la degeneración macular

Llevar una dieta sana y equilibrada, rica en frutas y verduras, nos ayudará a cuidar mejor nuestra visión. Existen determinadas vitaminas que ayudan a prevenir las cataratas y la degeneración macular asociada a la edad.

Por ejemplo, el brócoli es una verdura rica en betacaroteno y en zeaxantina y luteína, sustancias que ayudan a detener el avance de la enfermedad en pacientes con degeneración macular moderada, que son tratados con pastillas a base de estos pigmentos. La vitamina A se encuentra en el tomate, verduras verdes y zanahorias. Otras vitaminas como la E y C, que están presentes en ciruelas, plátanos, manzanas y coles, son grandes antioxidantes que nos ayudarán a retrasar el envejecimiento de nuestros ojos y las enfermedades asociadas.

  • Evita la fatiga visual

Una buena iluminación del texto -cuando hay buena iluminación la pupila es más pequeña y realiza un esfuerzo menor – o un descanso de unos segundos cada 20-30 minutos mientras se trabaja con el ordenador, nos ayudará a reducir el estrés visual que se produce cuando utilizamos nuestra visión próxima tantas horas al día. Intentar reducir al máximo el cansancio visual (astenopia) al trabajar con ordenadores, móviles o tabletas, o en el plano de lectura, es muy importante ya que nos evitará dolores de cabeza, ojos con lagrimeo y ardor; incluso, en algunos casos, hasta ansiedad y angustia.

  • Si eres diabético, el cuidado de la vista es esencial

El exceso de glúcidos en la sangre que caracteriza a la diabetes afecta particularmente al ojo. La retinopatía diabética es una enfermedad de la retina causada por la diabetes, como consecuencia de la alteración de los vasos sanguíneos que la riegan. Se concreta en lesiones de distinta gravedad, desde mínimas que no precisan tratamiento a otras importantes, como el edema macular diabético. Otra de las causas de pérdida de visión que genera la diabetes es la catarata, que se soluciona con la cirugía de forma rápida y eficaz.

Llevar una vida sana controlando los niveles de colesterol, glucosa en sangre y tensión arterial es importante para mantener en forma tu vista si sufres diabetes, pero las visitas al oftalmólogo especialista en retina deben ser anuales.

  • No fumes

El tabaquismo es el factor de riesgo sobre el que podemos actuar más importante asociado a la degeneración macular; los fumadores tienen un riesgo relativo 2,4 veces mayor que los no fumadores, y si además añadimos riego genético, éste aumenta hasta 34 veces. Además, las personas fumadoras responden mucho peor a los tratamientos contra la DMAE.

 

 

  • Usa las lentillas correctamente

El uso de lentillas durante un gran número de horas, un mantenimiento o limpieza deficiente de las mismas, dormir con ellas, o incluso bañarse con ellas en la playa, puede ocasionar desde sequedad ocular a infecciones graves que generen daños muy importantes en la córnea. Seguir los consejos del especialista en contactología y del oftalmólogo es fundamental.

  • Si tienes más de 7-8 dioptrías de miopía, tu ojo es de alto riesgo

El ojo con alta miopía -miopía magna o patológica- es más largo de lo normal y suele suceder que las capas internas del ojo, entre ellas la retina, sufran un estiramiento y sean más delgadas y más frágiles. La retina de los pacientes altos miopes puede presentar degeneraciones que predisponen al desprendimiento de retina.

Se estima que tiene un riesgo de desprendimiento de retina hasta diez veces mayor que un ojo normal.

  • Reconoce los signos graves de una enfermedad de los ojos

Si de repente una parte del campo visual se cubre de negro, ves fogonazos de luz o una mancha central en el campo de visión, visita urgentemente a tu oftalmólogo pues pueden ser síntomas de desprendimientos o enfermedades graves de la retina. Ante traumatismos oculares, quemaduras, cortes o cuando líquidos abrasivos entren en el ojo, debes hacerlo también.

  • Revísate la vista anualmente

Prevención y vida sana son muy importantes, pero no deben confundirse con la detección precoz. Las revisiones periódicas son necesarias: algunas enfermedades muy graves, como el glaucoma, no dan signos hasta que el daño es irreparable. Si además tienes antecedentes familiares por degeneración macular, glaucoma, queratocono, o simplemente eres diabético, visitar al oftalmólogo una vez al año es necesario.

No olvides tampoco que graduarse la vista no es lo mismo que visitar al oftalmólogo, quien te realizará un chequeo detallado de cada parte del órgano visual.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *