¿Necesita ayuda?93 535 12 60

4 consejos médicos para superar el síndrome posvacacional con inteligencia emocional

Escrito por el septiembre 26, 2017 en Consejos y prevención, Por tu salud, Tendencias | 0 comentarios

Las personas con edades comprendidas entre los 30 y 50 años y las mujeres, son quienes más padecen la depresión posvacacional. Vivir en zonas urbanas también influye.

Se acaba el verano, y con él las vacaciones. La vuelta al trabajo, a las tareas domésticas, al gimnasio o a las clases de inglés, son rutinas que pueden provocar a la denominada “depresión posvacacional”. Este trastorno afecta cada año a un elevado número de personas. De hecho, hasta un 70% de los españoles aseguran padecer o haber padecido en algún momento de su vida este trastorno, llegando incluso a experimentar algún tipo de malestar físico o emocional durante las primeras semanas tras la vuelta de las vacaciones.

Los expertos de Top Doctors®, la empresa digital líder en la identificación de doctores y centros médicos de primer nivel, analizan los perfiles sociales más vulnerables a padecer este trastorno y dan unas pautas para trabajar la inteligencia emocional y así superar o incluso bloquear el sentimiento de depresión o estrés ante la vuelta a la rutina.

 

¿Cuál es el perfil de la persona que sufre el cuadro de síntomas de estrés posvacacional?

El nivel de responsabilidad en el trabajo unido a situaciones personales más complejas, hacen que las personas con edades comprendidas entre los 30 y 50 años sean quienes más sufren este cuadro de síntomas, parecidos a los de la depresión, y compuesto por ansiedad, bajo estado de ánimo, decaimiento, falta de energía, sensación de hastío o de no ser capaz de adaptarse de nuevo al entorno laboral.

“Se tiene la sensación de no llegar a todo”, afirma la Dra. Silvia Saskyn, psicóloga especialista y miembro de Top Doctors. “Se da el caso de que son las mujeres las que sufren un mayor estrés, ya que en la mayoría de los casos a la vuelta al trabajo tienen que asumir las responsabilidades de la vida cotidiana de la casa y los hijos, ya que siguen recayendo en ellas principalmente, sobrellevando con ello consecuencias tanto físicas como psicológicas”, añade.

La zona de residencia también influye a la hora de superar la vuelta a la rutina, padeciendo en un mayor porcentaje este desasosiego quienes residen en zonas urbanas a quienes lo hacen en zonas rurales. “En cambio, al contrario de lo que quizá se pudiera pensar, no existe apenas distinción entre los autónomos o directivos y los trabajadores por cuenta ajena ya que, en la medida correspondiente, todos los roles asumen conseguir con efectividad y productividad el trabajo que les corresponde independientemente del nivel en el que se hallen”, asegura David Núñez Palomo, especialista Psicología en la Clínica de Psicoterapia Complutense-Madrid y Alcalá de Henares, y miembro de Top Doctors.

 

Cómo entrenar nuestra inteligencia emocional siguiendo estos 4 consejos

“Las personas con un alto nivel de inteligencia emocional (IE) entienden y gestionan sus emociones de forma eficaz”, doctora Connie Capdevila Brophy, especialista en Psicología y miembro de Top Doctors. “Por ello, la IE es un gran aliado contra la depresión o estrés posvacacional”.
Esta experta de Top Doctors aconseja trabajar y fortalecer la inteligencia emocional para no sufrir la vuelta a la rutina. Hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Gana autoconocimiento: La forma en la que las personas interpretan las situaciones que viven, determina en gran medida su respuesta emocional. Por tanto, es importante ser consciente de los pensamientos “automáticos” que tenemos en cada momento.
  • Conecta con las emociones: Es recomendable reconocer como se manifiestan las diferentes emociones a nivel corporal, sin resistirse a ellas cuando no son agradables.
  • Entiende las emociones: Las emociones no deben clasificarse como buenas o malas. Cada emoción aporta información útil para entender tus necesidades. Intentar eliminarlas puede generarte ansiedad y estrés.
  • Trabaja la empatía: Tras identificar tus emociones, pensamientos y necesidades, el paso siguiente paso consiste en trabajar la empatía: si comprendes cómo se siente la otra persona ante esa misma situación podréis encontrar soluciones a conflictos con las que ambos os sintáis satisfechos.

Si aún con estos consejos, la persona se encuentra sometida a un elevado nivel de malestar psicológico y somático en su readaptación a la vida activa, teniendo una sintomatología intensa o no remitiendo los síntomas en 2 o 3 días, los expertos de Top Doctor coinciden en la importancia de solicitar ayuda profesional.

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *