¿Necesita ayuda?93 535 12 60

¿Cómo puedes cuidar tu corazón?

Escrito por el Septiembre 29, 2016 en Consejos y prevención, Días Mundiales | 0 comentarios

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte y discapacidad a partir de edades medias en los países desarrollados. España no es una excepción y, de hecho, el efecto protector de nuestra dieta mediterránea se va perdiendo en las generaciones más jóvenes, con hábitos de alimentación más cercanos a la comida rápida y tasas de obesidad infantil elevadísimas.

 

dia corazon

 

Según estadísticas de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), en el año 2011 ingresaron en diferentes hospitales públicos del país 46.994 infartos agudos de miocardio (IAM). Además, la insuficiencia cardiaca congestiva es el primer motivo de ingreso hospitalario de enfermedad en España, con 746.000 estancias anuales y una estancia media de 8,74 días, lo que supone un importante gasto sanitario.

Así pues, con motivo del Día Mundial del Corazón que se celebra hoy, el Dr. Gómez Navarro, especialista en Cardiología y miembro de Top Doctors, te da algunos consejos para cuidar tu corazón y prevenir enfermedades cardiovasculares.

 

¿Qué hábitos son buenos para el corazón?

Las reglas o recomendaciones esenciales para llevar unos hábitos de vida saludables son:

  • Alimentación basada en la dieta mediterránea, equilibrada y variada. Evitar la obesidad
  • Al menos, 30 minutos diarios de ejercicio
  • No fumar: en el caso de hacerlo, hay que dejarlo sin duda. Aún fumando poco, aumenta significativamente el riesgo de sufrir ataques cardiacos o cerebrales.
  • Controlar el peso: si el Índice de Masa Corporal (IMC, que se calcula dividiendo el peso en kilos entre la altura en metro elevada al cuadrado) es mayor de 25 kg/m², se considera sobrepeso y, si supera los 30 kg/m², se considera obesidad.
  • Comprobar la tensión arterial: hay que asegurarse periódicamente que la tensión siga por debajo de 140/90 mmHg, aunque la persona sea hipertensa.
  • Revisar los controles de colesterol y glucosa: si tras un análisis en ayunas los resultados están por encima de 190 mg/dl de colesterol total y 110 mg/dl de glucosa, hay que acudir a un especialista. Por otra parte, la mejor manera controlar los niveles es seguir una dieta sana y hacer ejercicio.

 

 

¿Qué deportes y ejercicios son buenos para el corazón?

Como se ha mencionado anteriormente, el ejercicio es fundamental para alcanzar una buena salud física y mental, aunque siempre debe estar adaptado a la edad, condición física y posibilidad de tiempo libre (y recuperación).

En general, los ejercicios aeróbicos (mantenidos en el tiempo con alto componente dinámico) son cardiosaludables. Algunos ejemplos son pasear, hacer senderismo, bicicleta o incluso correr (siempre que se haga con sentido y adecuación). La natación también es un deporte muy completo, ya que el cansancio muscular precede a la fatiga cardíaca.

Los deportes de equipo son también fuente de socialización y buenos para la salud “mental” (muy importante). Siempre que se hagan a una intensidad adecuada, no hay ningún motivo para dejar de hacerlos.
También cabe destacar que incluso la tonificación muscular (las temidas “pesas”), con un buen asesoramiento, mejora muchos aspectos de la vida del paciente y no están prohibidas, ni siquiera en un paciente cardiópata.

 

 

¿Qué dieta se recomienda para cuidar el corazón?

No se trata de dar una dieta o un plan específico de comidas, sino unas recomendaciones o guías generales. La mejor dieta a nivel cardiovascular es la llamada dieta mediterránea, compuesta por aceite de oliva, hortalizas y frutos frescos, pescado azul, pocas carnes elaboradas, etc.

En un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se exponen unas sugerencias concretar en la alimentación para tener una mayor salud cardiovascular:

  • Reducir el consumo de alimentos muy energéticos ricos en grasas saturadas y azúcar
  • Aumentar el consumo de frutas y hortalizas frescas
  • Disminuir la cantidad de sal en la dieta

El informe también remarcaba que las enfermedades crónicas no son sólo el resultado de una ingesta excesiva de alimentos, sino también del desequilibrio del conjunto de la dieta. En otras palabras, una dieta equilibrada, en la que prevalezcan las, verduras, hortalizas, frutas pescado, carnes magras, aceite de oliva, lácteos desnatados, cereales y en la que haya bajo consumo de sal, azúcares y alcohol es vital para mantener una buena salud cardiovascular.

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *