¿Necesita ayuda?93 535 12 60

Día Mundial de la Salud Bucodental: importancia de la Odontopediatría

Escrito por el marzo 20, 2018 en Días Mundiales | 0 comentarios

Hoy 20 de marzo es el Día Mundial de la Salud Bucodental. La World Dental Federation (FDI), la organización que lidera la iniciativa, ha marcado el lema ‘Say Ahh: Think Mouth, Think Health’ (‘Di Ahh: Piensa en Boca, Piensa en Salud’, en castellano). Bajo este lema, la organización tiene el objetivo de que las personas tomen conciencia de la estrecha relación que existe entre la salud bucodental y la salud de nuestro cuerpo en general. Con motivo de esta fecha, contamos con la colaboración de la Dra. Sandra Cardona, especialista en Odontología y Odontopediatría en Clínica Den, centro miembro de Top Doctors.

Desde Clínica Den creen en la importancia de cuidar nuestra boca desde los primeros años. Si las visitas al dentista y los hábitos en higiene oral se adquieren desde la infancia, la prevención de enfermedades será mucho más eficaz. Por este motivo, coincidiendo con el Día Mundial de la Salud Bucodental, ponemos de relieve la importancia de la Odontopediatría, la disciplina de la Odontología que se encarga del cuidado de la boca de los niños.

 

¿Por qué es importante que los padres lleven a sus bebés al dentista cuando solo tienen 1 o 2 años?

Los dientes temporales, también conocidos como dientes de leche, comienzan su aparición en la boca alrededor de los 6 meses de edad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la caries dental es una de las enfermedades crónicas más prevalentes durante las edades infantiles, ya que la caries de primera infancia (caries del biberón) puede aparecer desde que el diente se encuentra en la cavidad oral.

La higiene bucodental debe iniciarse antes de que los dientes temporales erupcionen en boca. En esta etapa debe realizarse la limpieza de las encías con el fin de instaurar y estimular unos buenos hábitos orales y evitar el desarrollo de enfermedades bucodentales.

El objetivo de realizar una primera visita a los 6 meses de edad o durante el primer año de vida es instruir y educar a los padres en diversos aspectos. Algunos de ellos son: cómo llevar a cabo la higiene oral de sus hijos, qué cepillo deben utilizar o qué pasta y qué cantidad deben poner en el cepillo.

Se ha instaurado el nuevo término “dental home” u “hogar dental”, que define el desarrollo de una relación entre paciente-odontólogo en la que se incluyen todos los aspectos sobre la salud bucodental del niño basada en una guía de acceso continua, coordinada y de manera centrada en la familia.

La instauración de este hogar dental debe hacerse durante los 12 primeros meses de vida. Como hemos dicho, el objetivo es guiar, educar e instruir a los padres y /o cuidadores sobre aspectos como los procesos eruptivos dentales y el desarrollo adecuado de los maxilares. También hay que incidir en la instauración de unos buenos hábitos de higiene oral, indicaciones de dieta y protocolos de prevención y actuación en caso de traumatismos dentales, entre otros aspectos.

 

¿En qué nos beneficia en el futuro educar a nuestros hijos en salud bucodental?

Los dientes temporales están en íntima relación con los dientes permanentes. La instauración precoz de unos buenos hábitos de higiene oral evitará el desarrollo de enfermedades bucodentales durante los primeros años de vida. Varios estudios científicos han demostrado que una boca libre de caries durante la infancia está directamente relacionada con una boca libre de caries y enfermedades periodontales durante la edad adulta.

 

¿Qué enfermedades bucales prevenimos si cuidamos nuestra higiene bucal desde bebés?

Como ya se ha mencionado, los dientes temporales están en muy íntima relación con los dientes permanentes. Así, los dientes temporales ejercen un papel muy importante en la cavidad oral, influyendo en funciones como:

  • Mantener el espacio para los dientes permanentes
  • Sirven de guía para la correcta erupción de sus sucesores permanentes
  • Permiten una correcta función masticatoria y, por tanto, un correcto desarrollo de los maxilares
  • Permiten un correcto desarrollo del habla

Así pues, una buena salud oral en edades infantiles y, por tanto, un correcto mantenimiento de estos dientes, nos permitirá evitar el desarrollo de la caries, que podría conllevar:

  • Dolor agudo en edades tempranas
  • Infecciones, con la consiguiente afectación del diente sucesor
  • Pérdida temprana del diente temporal, lo que podría conllevar a una pérdida del espacio para el diente permanente; una pérdida de la guía eruptiva y, por tanto, alteraciones de la erupción de los dientes permanentes, alteraciones en su posición y alteraciones en su estructura
  • Alteraciones de a función masticatoria y/o del habla
  • Pérdida o alteraciones de la autoestima del niño

 

¿La sociedad conoce la importancia de ir al dentista y cuidar la salud bucal desde pequeños?

Aún queda mucho camino por recorrer. Cada vez los papás y mamás son más conscientes de la importancia de la salud bucodental de sus hijos. Sin embargo, las primeras visitas todavía siguen realizándose alrededor de los 6 años, con motivo de presencia de caries. Sigue habiendo la concepción de: “son dientes de leche, se tienen que caer”. Debemos tener en cuenta que estos “dientes de leche” juegan un papel muy importante para el desarrollo correcto de los maxilares y así evitar problemas ortodóncicos, problemas en la masticación y, por tanto, otros derivados que influyen en la correcta alimentación, en el desarrollo del habla y en mantener una sonrisa sana, lo cual influye también en el desarrollo de su autoestima.

 

¿Qué podemos hacer para concienciar sobre la importancia de la Odontopediatría?

Debemos concienciarnos de que no hay mejor remedio que la prevención. La educación bucodental debe iniciarse desde que la mamá inicia su embarazo, siguiendo una correcta higiene bucodental y una dieta equilibrada durante todo el proceso. Desde este momento es cuando se deben iniciar las recomendaciones que deberá seguir la mamá en cuanto a la salud oral de su hijo, motivándole a hacer una primera visita al odontopediatra durante los 12 primeros meses de vida.

Además, pediatra y odontopediatra deberían formar equipo, con tal de educar e instruir a los papás sobre cómo y por qué mantener una correcta salud bucodental de los niños.

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *