¿Necesita ayuda?93 535 12 60

Dolor crónico, el sufrimiento silencioso

Escrito por el Octubre 17, 2017 en Días Mundiales | 0 comentarios

Cada 17 de octubre se celebra el Día Mundial Contra el Dolor, una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud cuyo fin es destacar la necesidad urgente de encontrar un remedio para aliviar el sufrimiento físico y psíquico de los afectados de enfermedades que causan dolor. El Dr. Fernando Torre Mollinedo, especialista en Unidad del Dolor, explica en qué consiste y cuál es la labor de una Unidad del Dolor.

El dolor es una sensación molesta y aflictiva de una o varias partes del cuerpo, provocada por causa interior o por causa exterior. Dentro del día Mundial del dolor podemos plantear distintas reflexiones.

 

Día Mundial contra el Dolor: intención y funcionalidad

El Día Internacional del Dolor es una iniciativa promovida por diferentes Sociedades Científicas y la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuyo objetivo es destacar la necesidad urgente de encontrar un mejor alivio para el sufrimiento físico de enfermedades que causan dolor.

A su vez, se marcan otros objetivos como:

  • Sensibilizar a instituciones, líderes de opinión y población general sobre la problemática y enorme incidencia del dolor crónico.
  • Destacar y reconocer la labor de aquellas personas que han dedicado su esfuerzo y conocimiento a mejorar los tratamientos contra el dolor o difundir su realidad y magnitud.
  • Dar voz a las personas que sufren dolor crónico.

Unidad del Dolor: qué es y cómo funciona

Las unidades del dolor surgieron hace aproximadamente 30 años para poder tratar el síntoma del dolor de una forma más específica, como una entidad propia, y no como algo acompañante a una enfermedad

El dolor no cumple siempre una función útil para el individuo; a veces se convierte en el único problema, persistiendo en el tiempo y condicionando la vida del paciente y de los que están a su alrededor. En este caso, hablaríamos de dolor crónico.

Las unidades del dolor están especializadas en el diagnóstico y tratamiento del dolor, en donde médicos con conocimientos específicos y experiencia estudian y valoran, en una amplia dimensión, los problemas del dolor complejo, ya sea agudo o crónico, y plantean la estrategia a seguir en cada caso.

Loa pacientes que acuden a las unidades del dolor son pacientes afectos de dolor crónico complejo, es decir, que no se ha podido aliviar o curar con los tratamientos habituales.

Los objetivos de La Sociedad Española del Dolor (SED) son:

  • Ayudar a la mejora en el manejo de los pacientes con dolor agudo o crónico.
  • Atraer la atención y el interés tanto de científicos básicos como de médicos de otras especialidades, hacia la investigación básica y el manejo terapéutico de los pacientes con dolor.
  • Promover y facilitar la formación e información sobre el dolor.
  • Proporcionar criterios válidos y uniformes para el tratamiento de los síndromes dolorosos más comunes, mediante la recomendación de protocolos y guías terapéuticas basadas en la evidencia.
  • Informar a la opinión pública de las posibles implicaciones y consecuencias de las distintas terapias para el dolor.

    ‘Tu vida sin dolor’ ilustra el dolor en la metáfora de un globo: las personas que padecen dolor intentan alejar el globo de su vida, pero éste no obedece y siempre vuelve.

¿Cuáles son los problemas más tratados en una Unidad del Dolor?

Los síndromes dolorosos más frecuentes son:

  • Lumbalgias, lumbociatalgias o cervicalgias. Se trata de pacientes con intervenciones quirúrgicas en la columna y en los que la cirugía no ha conseguido disminuir el dolor
  • Dado el envejecimiento de la población cada vez se tratan más pacientes con osteoartrosis avanzada (gonartrosis, coxartrosis), aplastamientos vertebrales osteoporóticos, estenosis de canal…
  • Dolor miofascial, y síndrome de dolor generalizado como la fibromialgia
  • Neuralgias postherpética, polineuropatías, dolor por miembro fantasma o postamputación, síndromes de dolor complejo regional…
  • No debemos olvidarnos del dolor por un proceso oncológico, las Unidades del Dolor surgieron en un principio para tratar a estos pacientes. Actualmente, los Servicios de Oncología se encargan de paliar este sufrimiento, aunque en casos complicados se actúa conjuntamente.

En la edición de 2017, se dedica el Día Mundial del Dolor al dolor postoperatorio. ¿En qué consiste este dolor? ¿Cómo se puede mejorar?

La aparición de dolor tras una intervención quirúrgica es muy común y presenta una elevada incidencia y prevalencia, en especial tras ciertas cirugías específicas, como la cirugía de hernia inguinal, cirugía de mama, cirugía torácica, amputación de miembros, cirugía dental, y cirugía cardíaca. El dolor agudo postoperatorio se sigue de dolor persistente entre un 10 a 50% de los  pacientes, y de este grupo de pacientes afectados, entre el 2 y el 10%  presentan dolor crónico severo.

El diagnóstico del dolor crónico postoperatorio (DCPO) según (IASP) se basa en:

  • Dolor desarrollado tras un procedimiento quirúrgico
  • El dolor tiene una duración de al menos tres meses
  • Deben ser descartadas otras causas de dolor
  • La posibilidad de que el dolor sea una continuación de un problema preexistente debe ser excluida y descartada previamente.

El DCPO se presenta en aproximadamente el 30% de los pacientes sometidos a cirugías mayores y en el 5% de cirugías menores. Es motivo frecuente de consulta y puede llegar a alterar la calidad de vida de las personas.

Respecto al tratamiento, como indica la Dra. Concha Pérez —portavoz de la Sociedad Española del Dolor y Jefa de la Unidad del Dolor del Hospital La Princesa en Madrid—, “cuando hablamos de un buen tratamiento analgésico postoperatorio, hablamos de un régimen multimodal, es decir, utilizando fármacos que actúen a distintos niveles, adaptándolos a cada momento y actuando con una analgesia intensa durante los primeros días e ir descendiendo gradualmente”.

Para más información sobre el Día Internacional del Dolor o sobre las enfermedades del dolor, consultar con un especialista en Dolor.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *