¿Necesita ayuda?93 535 12 60

El Pádel y sus posibles lesiones

Escrito por el Julio 15, 2015 en Consejos y prevención | 0 comentarios

No requiere una gran preparación física, pero sí un calentamiento previo de los músculos. El Dr. Angel Bigas, miembro de Top Doctors y especialista en medicina del deporte nos explica las posibles lesiones que puede desencadenar el Pádel y cómo evitarlas.padel2

El Pádel es un deporte cada vez practicado por más gente. El número de pistas de Pádel indoor ha aumentado con esto y los practicantes de éste deporte comprenden todas las edades. Los estiramientos musculares, antes y después de la actividad física, y la hidratación durante el partido son muy importantes para prevenir posibles lesiones. Las más frecuentes suelen ser tendinosas, musculares y articulares.

La repetición constante de movimientos con las extremidades superiores provoca que los tendones del brazo sean los más afectados, siendo la tendinitis de hombro y de codo, llamada epicondilitis o codo de tenista, las más sufridas. Esto es debido a un sobreuso de estas articulaciones y se suelen prescribir tratamientos de rehabilitación precoces, dado que, en el caso de la epicondilitis, puede convertirse en una enfermedad crónica. La tendinitis se puede dar también en rodillas, muñecas o pies.

Aunque es poco frecuente, afirma el Dr. Bigas, experto en diagnóstico de lesiones y traumatología, una de las lesiones más graves es la luxación de hombro, que sería cuando el humero sale de su cavidad articular y puede suceder por culpa de un smash o un remate alto. Estos dos movimientos, junto a los ejercicios explosivos y repetitivos típicos de este deporte, pueden provocar también dolor de espalda. El jugador puede desarrollar hasta lumbalgia, si adopta una mala postura mientras juega.

Los cambios de posición rápidos y los saltos continuos pueden perjudicar también a piernas y pies. Esguinces de rodilla, producidos por giros bruscos que afectan a los ligamentos laterales y cruzados, son comunes. Otra lesión que puede aparecer en las rodillas es la condromalacia rotuliana, desgaste del cartílago inferior de la rótula a causa de la fricción continua entre fémur y rótula. Las lesiones musculares más frecuentes son distensiones y roturas musculares en gemelos y piernas.

La fascitis plantar, es decir, la inflamación del tejido que cubre la planta del pie hasta el talón, y el espolón calcáneo son los problemas más usuales en cuanto a los pies.

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *