¿Necesita ayuda?93 535 12 60

Errores comunes en aumento de pecho

Escrito por el Febrero 5, 2018 en Consejos y prevención | 0 comentarios

Someterse a un aumento de pecho no es ni debería ser una cuestión baladí. Se trata de una intervención que debe ser bien pensada por la paciente, a la vez que consensuada con el especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. El Dr. Marín lo amplía en su artículo.

Es importante que, antes de someterse a una operación de cirugía estética, la paciente disponga de toda la información posible, siguiendo los consejos de un buen especialista en la materia.

Sin embargo, a pesar de las recomendaciones que siempre suelen darse, existen mujeres que sufren complicaciones tras la intervención porque puede que no hayan tenido suficientemente en cuenta determinados aspectos importantes como:

  • Pensar que cualquier cirujano vale.  Es el peor error que puede cometerse. Los senos son una zona especialmente delicada del cuerpo de la mujer y el hecho de poder sufrir una infección o mala curación de una intervención de aumento de mamas puede tener serias consecuencias. De ahí que sea muy importante que la intervención sea realizada por un especialista titulado en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.
  • No realizar todas las pruebas necesarias en el estudio pre-operatorio. El estudio pre-operatorio debe ser obligatorio, y es muy importante que se realicen analíticas de sangre y un electrocardiograma. Si no se contempla un estudio pre-operatorio será mejor no someterse a ninguna intervención, al menos con dicho equipo.
  • Ahorrar en el tipo de implante mamario. Es importante que la paciente conozca los tipos de prótesis existentes. Las hay redondas y anatómicas y, el hecho de elegir una u otra, dependerá de las características de la mama y, en cierto punto, de los deseos de la paciente. Nunca será buena idea el querer ahorrar más, ya que los materiales de los que están hechas las prótesis deben estar homologados y éstas deben ser de la máxima calidad para asegurar un resultado bonito y duradero aunque, ante todo, sin posibles complicaciones.
  • Elegir un implante más grande del recomendado. Es importante que la paciente esté informada de los tipos de prótesis existentes y que decida junto con el cirujano aquella que se adecue mejor a su caso, en base a lo que desea y, sobre todo, a sus necesidades. Esto significa que, no por el hecho de querer un implante de mayor tamaño, quede estéticamente mejor. Además, el cirujano plástico será el encargado de aconsejar a la paciente del más recomendado en base a sus características físicas y le advertirá de posibles riesgos derivados de poner una prótesis más grande de lo recomendado.
  • No disponer de una tarjeta de identificación de la prótesis. Es muy importante que tras la intervención la paciente disponga de una tarjeta de identificación de la prótesis, ya que acreditan la marca y características de la prótesis implantada.
  • No hacer suficientes revisiones post-operación. Tras la intervención la paciente debe acudir a revisiones para que el cirujano plástico evalúe cómo va evolucionando el pecho y las cicatrices, y cómo se adapta la glándula mamaria al implante. Asimismo, también se recomienda hacer revisiones anuales o bianuales con diagnóstico por imagen (ecografía mamaria o resonancia magnética), para comprobar que las prótesis mamarias están correctamente.

En general, si se tienen en cuenta los anteriores puntos nada debería salir mal. Sin embargo, aunque parezcan recomendaciones muy básicas, siguen cometiéndose errores en la cirugía de aumento de pecho.

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *