¿Necesita ayuda?93 535 12 60

Intervención logopédica en la afasia

Escrito por el Abril 13, 2017 en Días Mundiales, Por tu salud | 0 comentarios

Muchas personas que han sufrido una lesión cerebral pierden una gran parte de la capacidad para comunicarse: controlar los movimientos del habla, recordar palabras, expresar pensamientos, comprender lo que se les dice, etc. La pérdida de una capacidad tan esencial como la comunicación produce un fuerte impacto en la persona afectada y en su familia. Con motivo del Día Mundial de la Voz que se celebra este domingo 16 de Abril, recogemos las aportaciones de la Dra. Montserrat Martinell, especialista en Logopedia y Foniatría y miembro de Top Doctors, sobre una patología tan sensible como son las afasias.

voz1

Rehabilitar la afasia

La intervención del logopeda se enmarca dentro de una rehabilitación global que incluye aspectos médicos, neuropsicológicos y sociales. Empieza con una evaluación para establecer el diagnóstico y determinar qué componentes del lenguaje están afectados y cuáles están preservados. A continuación se inicia la rehabilitación con dos objetivos paralelos: proporcionar medios para comunicarse de una forma más eficaz y conseguir la máxima recuperación posible de las capacidades lingüísticas. Al mismo tiempo se trabaja sobre la nueva relación que ha de ayudar al paciente y a su familia a animarse, a encontrar nuevos objetivos y a adaptarse a su nueva situación.

 

Proporcionar medios para comunicarse

En la afasia grave no son válidos los sistemas de comunicación alternativos basados en la escritura porque es el propio lenguaje escrito y oral el que está afectado.
La persona con afasia grave puede utilizar un plafón o una libreta basada en el binomio imagen más palabra, con información esencial: personas significativas, necesidades básicas, calendario, horario de actividades, lugares frecuentados y temas de interés. Sin embargo, una persona con afasia grave difícilmente tomará la iniciativa de expresarse por este medio. El uso de una libreta requiere motivación, aprendizaje y colaboración del entorno. Muchas personas afásicas no se acostumbran a estos sistemas por varias razones: por ejemplo, porque tienen pocas oportunidades para comunicarse, por dificultades en su uso, porque sus familiares ya les entienden por la expresión facial, la entonación y algún gesto en las rutinas diarias, o porque es un medio de expresión que les resulta extraño.
Así pues, es primordial en todos los casos proporcionar a la persona que ha sufrido una afasia y a sus familiares estrategias de comunicación: estimular la comprensión, ayudar a que se exprese, crear oportunidades para desarrollar la comunicación, aprovechar sus habilidades conservadas, etc.

Restablecer el lenguaje

La evaluación del lenguaje no pretende solo recopilar los errores, sino identificar cuáles son los procesos subyacentes alterados y, en consecuencia, establecer un plan de rehabilitación personalizado, que debe actualizarse en la medida en que se presenten cambios evolutivos. Es necesario, por un lado, mejorar las capacidades cognitivas básicas, como la atención, y por otra, los componentes del lenguaje alterados en los niveles fonológico y articulatorio, gramatical, léxico y semántico, en las modalidades de comprensión oral, expresión oral, lectura y escritura. Estas acciones se realizan en sesiones que pueden ser individuales, grupales e informatizadas. La recuperación requiere mucho esfuerzo y suele ser parcial, aunque es muy variable de unos casos a otros. La participación de la familia puede incrementar notablemente los resultados de la rehabilitación. Se dan pautas a la familia para proporcionar una estimulación ambiental del lenguaje y colaborar en el trabajo diario necesario para optimizar la recuperación.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *