¿Necesita ayuda?93 535 12 60

Todos somos responsables de un mundo sin tuberculosis

Escrito por el marzo 23, 2018 en Consejos y prevención, Días Mundiales, Lo último en salud, Por tu salud, Tendencias | 0 comentarios

La Tuberculosis es una enfermedad infecciosa que puede sonar muy lejana debido a su baja incidencia en España, pero sigue siendo en realidad una urgencia médica a nivel mundial. En el Día Mundial de la Tuberculosis hablamos sobre esta enfermedad, que sigue afectando a millones de personas en Nigeria, India, China, Indonesia, Pakistán y Sudáfrica.

Tuberculosis, enfermedad infecciosa bacteriana

La tuberculosis es una infección producida por el gérmen Mycobacterium tuberculosis. Esta bacteria suele afectar a los pulmones, aunque puede también dañar otros tejidos del cuerpo. Si no se trata correctamente, esta enfermedad puede llegar a ser mortal: de hecho, en 2015 murieron casi 2 millones de personas en el mundo a causa de esta enfermedad.

El principal problema de la tuberculosis es su facilidad de contagio, y es que se contagia por el aire: por ejemplo al toser, estornudar y hablar puede dispersar esta enfermedad.

Los principales síntomas de tuberculosis son los siguientes

  • Pérdida de peso
  • Toser mucosidad o incluso sangre
  • Tos severa que dure más de tres semanas
  • Cansancio y fatiga
  • Sudores
  • Fiebre alta
  • Escalofríos

Actualmente existe tratamiento para la tuberculosis, así como vacunación para prevenirla. Gracias a los avances sanitarios en el tratamiento de tuberculosis, más de 50 millones de vida fueron salvadas entre el año 2000 y el 2016, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

 

Un mundo sin tuberculosis, responsabilidad de todos

Aunque la incidencia de esta enfermedad está disminuyendo, sigue siendo una urgencia sanitaria de primer nivel en el mundo. Más de la mitad de casos de Tuberculosis se desarrolla en países en vías de desarrollo, y el mayor índice de contagios se está registrando en estos últimos años en el continente asiático.

Por este motivo, entidades como la OMS destacan la importancia de trabajar en las políticas de prevención y distribución del tratamiento a las zonas del mundo con mayor emergencia sanitaria.

También es fundamental seguir trabajando en la investigación y desarrollo del tratamiento y prevención, así como difundir información sobre la enfermedad para que la sociedad conozca sus características, factores de riesgo y síntomas.

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *